Ya estoy trabajando con la editorial en mi próxima novela, que verá la luz en las próximas semanas. Pronto, más información

jueves, 25 de febrero de 2010

25 de febrero: Charla sobre "El Aniversario" en el IES Hermenegildo Lanz


Hoy, 25 de febrero, por invitación del director y profesorado del IES Hermenegildo Lanz, de Granada, he dado una charla-taller sobre el libro "El Aniversario", a alumnado de 1º y 2º de ESO.

Desde aquí, muchas gracias a todos y todas por la acogida que he tenido y el cariño que me han demostrado. Estas cosas son las que merecen de verdad la pena. Por supuesto, el mayor abrazo para los alumnos y alumnas, que me han demostrado que la juventud tiene muchas -y buenas- cosas que decir.

Gracias.

sábado, 20 de febrero de 2010

Poesía: Ensoñaciones en un instante de sosiego

ENSOÑACIONES EN UN INSTANTE DE SOSIEGO

El radiador, ahora apagado, se me aparece
un esqueleto momificado de algún animal
de cuyo aliento
-parásito instante-
absorbió mi cuerpo calor y fresco:
simplemente dando a un botón oscuro y de sonido
fugaz y chirriante, casi.

La luz de la tarde ya va penetrando,
con la lentitud que permite el andar del astro rey,
en el caliginoso antro donde paso
siete horas de cada día de la semana,
y va despejando las sombras
cargadas de humo de cigarros
de impertérritos ciudadanos.

El teléfono también ha cesado
tras una infinitud de llamadas;
lejanos gritos, susurros indecisos,
ruegos y amenazas, silencios de equívocos presagios.
La consola donde se halla
muestra sus fauces blancas, dormitando.

Y ahora, cuando las tres están en su punto,
los percheros, manos de metal que arañan el aire,
se muestran vacíos cuando los nidos de trapo,
prendas acolchadas a los cuerpos,
se diluyen en nubes de carne,
lluvias de dedos precisos ya ansiosos,
y bostezan esperando el nuevo día.

Francisco J.Segovia©Todos los derechos

lunes, 1 de febrero de 2010

Prosa Poética: Hay quien está muerto


Hay quien está muerto, y no lo sabe. Como árboles muertos y que aún permanecen en pie, sombras de vida. ¿No los veis? ¡Mirad despacio, a vuestro alrededor! ¡Observad las luces de los ojos que os observan! Los silencios son más delatores que las palabras o los hechos. Demasiados fallecidos pasean por las calles...

¿Por qué caen las hojas si no es otoño? Fluye el río, pero nadie escucha. Entre los árboles, el aire toca instrumentos de madera, pero nadie los oye. Quizá, alguna pareja, aún enamorada, se percate de ello o, quizá también, un pequeño deje la pelota a un lado y se ponga a sentir... ¿Por qué caen las hojas si ya no es otoño, si nunca ha sido otoño?

Los fantasmas han invadido las ciudades, y no sé donde esconder mi sombra...


Francisco J. Segovia©Todos los derechos (imagen y texto)