domingo, 23 de diciembre de 2012

Vídeo de la Asociación Naufragio

Vídeo de la Asociación Naufragio de Lucena, Córdoba, de las actividades realizadas durante el año 2012. Muy interesante.

http://www.youtube.com/watch?v=GPx4ZYPYL2Y&feature=youtu.be

sábado, 22 de diciembre de 2012

Poesía: La ciudad muerta

Sabed que lo que escribo en esta carta
es tan verdad como que no hay tumba sin un muerto,
que no estoy loco, ni enfermo, que eso se descarta
porque lo que os voy a contar es cierto.

Hablo de una Ciudad Muerta y oculta
en el postrer valle tras el último desvío,
que aparece cuando el alma insepulta
divaga trémula en busca de un refugio frío.

No se encuentra en los comunes mapas intrincados,
ni la descubriréis a través del universo,
pero si recorréis los caminos ignorados
la hallaréis sin duda al final del último verso.

Mas, ¡incautos los que llegan allí!
Que no hay habitante que reciba al forastero
y una niebla, penetrante como un berbiquí,
atrapa con su manto gélido y traicionero.

¡No había nadie, ni nadie acudió a mi llamada!
Sólo respondían los sonidos del vacío.
Cada calle era abandono, tumba silenciada
que me oprimía con la pesadez del hastío.

Caminé por avenidas desiertas de vida,
bajo un cielo desmayado y plomizo,
hasta encontrarme una larga avenida
en la que se erigía un edificio rojizo.

Los ecos de mis pasos morían apagados
entre secas arboledas y mustios rosales.
Me faltaba el aliento, mis sentidos sesgados
por la creciente aprehensión a ignorados males.

Penetré por fin en la bermeja construcción,
recorrí sus intrincados pasillos
y llegué, tras mil recodos y una maldición,
hasta una enorme sala repleta de escarbillos.

Sentí el calor intenso que todo lo inundaba,
con temor vi el alto sitial ausente de dueño,
oí vago rumor de pasos que se acercaba
y recé porque todo fuera un sueño.

¡Mas no, no se cumplieron mis deseos!
¡La Bestia se presentó con su cuerpo escamoso!
Hui aterrorizado de sus siseos
que llamaban con aliento espantoso.

No sé cómo, pero en frenética huida
escapé de la ciudad demencial,
y volví a este orbe, donde mi vida
ya no es más que un obscuro leganal.

Porque todo me provoca miedo, hasta la sombra
de la sombra de mi tenebrosa necedad.
¡En el rostro de la feroz Bestia, no me asombra,
vi mi rostro cubierto de maldad!

Que esa funesta ciudad invadida de niebla
no es otra cosa que el alma de quien a ella va.

Poema que consiguió el primer premio en el VI Certamen de Poesía Saigón, Lucena, Córdoba, en 2011, y publicado en la revista "Saigón" número 18, primavera de 2012.
 
Francisco J. Segovia©Todos los derechos

jueves, 6 de diciembre de 2012

Microrrelato: La guerra paralela

Se había preguntado muchas veces cómo podía explicar aquella guerra a su futuro hijo, que estaba a punto de nacer. ¿Cómo narrarle las vicisitudes de un conflicto interminable provocado por la apertura de los puentes de enlace entre la vieja Tierra y su compañera de la Otra Dimensión, Tierra-2? Era imposible si no retrocedía hasta el principio de todo, cuando los científicos de Tierra descubrieron una máquina capaz de “agujerear” el espacio-tiempo. Su objetivo no era otro que poder viajar hasta las estrellas, eliminando las fronteras de la velocidad de la luz, pero abrieron otros caminos, inesperados y que trajeron fatales consecuencias.

Nada más activar el aparato, decenas de agujeros espacio-temporales se abrieron en la superficie de la Tierra; agujeros negros de medianas dimensiones que nacían en mitad de los océanos, en los desiertos de arena, en los más áridos terrenos y, también, algunos dentro de urbes habitadas por incrédulos humanos. Cada uno de ellos era una vía para llegar al “otro lado”. El viaje era posible: no más allá de las estrellas, pero sí más allá de éste mundo.

El problema es que los de Tierra-2 entendieron aquellas especiales puertas como un intento de invasión, o una oportunidad. Tampoco podía esperarse otra cosa de un planeta paralelo cuya historia había transcurrido de manera radicalmente diferente a la de la Tierra. Tenían un gobierno mundial, hablaban un solo idioma, y defendían unos únicos intereses: crecer y multiplicarse más allá de su mundo, en las estrellas. Tierra se convirtió en el objetivo prioritario de los habitantes de Tierra-2.

Y, por supuesto, se decía el hombre mientras seguía disparando a sus enemigos, que brotaba a raudales de una de las puertas inter dimensionales, los gobiernos de la Tierra no estaban dispuestos a ser invadidos.

Pero no podría contar nada a su hijo porque, de repente, uno de los artrópodos inteligentes de Tierra-2 le atravesó el cráneo con un disparo de láser…

Francisco J. Segovia©Todos los derechos

domingo, 2 de diciembre de 2012

Primer Premio, exaequo, del II Certamen de Cuentos Cortos 1º de Mayo, Córdoba, Argentina


Se ha fallado el II certamen de cuentos cortos 1º de Mayo, organizado por la Casa de los Trabajadores de la ciudad de Córdoba, Argentina, donde he sido galardonado con el primer premio, exaequo, con otros autores.