FIRMADO CONTRATO PARA LA EDICIÓN DE MI PRÓXIMA NOVELA CON EDICIONES SG, EN 2021.

sábado, 30 de marzo de 2019

Reseña: Ojos Verdes, Negra Sombra, de Javier Quevedo Puchal


PASIONES DESBORDADAS EN LA ESPAÑA DE 1935


            El ampliamente galardonado Javier Quevedo Puchal, vuelve a la primera línea de la literatura de género con su última novela, Ojos verdes, negra sombra, que mezcla, en un crisol magnífico y muy lúcido, drama, romanticismo y vampirismo en el contexto de una España un poco anterior al inicio de la Guerra Civil.

            La historia que Javier Quevedo plantea con honda narrativa plagada de referencias a la copla y el cancionero popular, se inicia en Sevilla y se desarrolla y finaliza en la Galicia profunda. Así pues, tenemos a unos personajes que son arquetipos de lo andaluz y lo gallego, con sus defectos y sus virtudes pero con unas pasiones similares y unos anhelos irrefrenables.

            Ojos verdes, negra sombra, bebe, además de la tradición popular española y del cancionero, de las costumbres de la época y la represión moral. Un amor entre dos mujeres aún hoy es visto por sectores de la sociedad como imposible y pecaminoso. Hay que imaginar cómo sería vivirlo en una época revuelta en la que lo tradicional se imponía todavía a las nuevas formas de entender la vida que empezaban a germinar.

            Con gran maestría y profundo conocimiento de lo que escribe, Javier Quevedo nos sumerge en esa España profunda y mojigata, perdida en mitad de ninguna parte, donde el señorito sigue manteniendo sus fueros y las coplistas son miradas casi con desprecio. El entorno, la época y los personajes, sobre todo los femeninos (bordados a la perfección y creíbles por ello), crean una atmósfera genuina que nos hace creer por momentos que la obra está escrita por un coetáneo de sus protagonistas.

            No es así, por suerte, porque Javier Quevedo es un autor de nuestra época, capaz de narrar historias oscuras y obsesivas y, también, pasiones amorosas envueltas con una capa aterciopelada de costumbrismo. La copla, volvemos a insistir, inunda toda la obra con sus sustancia primorosa, como el olor que dejan las flores en una estancia cerrada aún después de haber desaparecido de la misma.

            Esa es la sensación que se quedará al lector cuando haya terminado Ojos verdes, negra sombra: el agridulce placer de haber leído una gran novela pero, a la vez, tener que esperar algún tiempo para poder hincarle el diente, el ojo, a la siguiente producción literaria de Javier Quevedo Puchal.

            El libro, aparte de la obra propiamente dicha, tiene varios anexos, entre los que destacan varias fotos y fotografías de Fernando Villanueva, que complementan y fortalecen esta espléndida novela publicada por la editorial Dilatando Mentes.

            Ojos verdes, negra sombra, fue publicada en la Línea general de Dilatando Mentes, en 2018.


            Francisco José Segovia Ramos          

lunes, 25 de marzo de 2019

Relato en el periódico digital Irreverentes.org

Nuevo relato mío en el periódico digital Irreverentes.org:

https://periodicoirreverentes.org/2019/03/25/nueva-thule/

miércoles, 20 de marzo de 2019

Ecos de la Tundra, VV.AA.



Sin lugar a dudas, un éxito absoluto está significando la antología "Ecos de la Tundra", que se ha publicado en la plataforma LEKTU de forma gratuita, y que ha llegado a ser número uno en descargas.

Un honor poder participar en este fantástico trabajo. Para descargarla, de forma gratuita, aquí:

viernes, 15 de marzo de 2019

Relato/History: La Guerra Eterna/The Endless War


LA GUERRA ETERNA


            La batalla ha acabado. Varias naves enemigas flotan a la deriva, fuera de combate. Nosotros solo hemos perdido dos cazas y una docena de valientes soldados, víctimas en una guerra que no iniciamos, ya que hace eones que dejamos la violencia y nos dedicamos por entero al desarrollo cultural y el progreso social. Esta guerra nos supone un acto desagradable, que detestamos pero no rehuimos; porque permitir que los invasores avancen sin luchar es condenar a nuestra civilización, y a la galaxia en general, a la destrucción y el caos.
El conflicto empezó cuando los alienígenas atravesaron las fronteras acordadas tiempo atrás, y arrasaron los planetas del cinturón de Akaron. No hicieron prisioneros, ni los hacen nunca. Tanto desprecio tienen a la vida en general que han asolado su propio planeta. Es una especie que se extiende como un virus, y que allí donde llega convierte todo en un inmenso erial. Aun así, no somos como ellos, ni queremos contagiarnos por sus odios irracionales.
Tengo ante mí varios prisioneros del último combate. Uno de ellos, al verme, se ha apoyado sobre sus dos extremidades inferiores y, en una actitud que parece de súplica o miedo, parece pedirme clemencia. ¡Ignora que la tiene concedida porque jamás hacemos daño si podemos evitarlo! Me giro porque, a pesar de todo, su aspecto me desagrada. Nunca terminaré de acostumbrarme a esos cuerpos casi rectangulares que solo tienen cuatro apéndices y otro circular en su parte superior, en la que están insertos sus órganos sensoriales. ¿Cómo han podido llegar a creerse los máximos exponentes del desarrollo físico e intelectual con tales deficiencias? Doy orden de que los embarquen en una chalupa interespacial y los envíen con los suyos. No hay mayor castigo para estos depredadores sin sentimientos que devolverlos a su arruinado planeta de origen: a ese que llaman, entre susurros cargados de remordimiento y orgullo mal entendido, “Tierra”.


THE ENDLESS WAR


            The battle is over. Several enemy ships floating adrift, they were knockout. We have only lost two fighter planes and a dozen brave soldiers, victims in a war which  we doesn´t start since we left the violence some aeons ago and we are focused entirely to the cultural development and social progress. This war is an ugly act for us, we hate it but we don´t shun from it; because to allow the progress of invaders without fight means to condemn our civilization, and general the galaxy, at destruction and chaos.
The conflict began when the aliens cross the agreed borders long time ago, and they demolished the planets of the ring of Akaron. They made no prisoners, they didn´t ever. They have as contempt against the life as they had ravaged their own planet. It`s a specie spreading like a virus, and when they arrives wherever to come down a vast wasteland all. Still, we aren´t like them, neither we doesn´t want to catch theirs irrational hatred.
I have in front of me several prisoners from my last fight. One of them, when he see me, he has relied on its two lower limbs and his attitude seems to appeal or fear, he seems to ask me for clemency. He ignore that I grant it because we don´t hurt any if we can avoid it! I turn because, after all, his appearance disgusts me. I get never used to look the rectangular bodies nearly which have only four appendices and other circular appendix at the top, where which are embedded sensory organs. How could they come to believe of themselves the best examples of physical and intellectual development with such deficiencies? I order to board them on a spacecraft and send them along with them. There isn´t greater punishment for those predators without regrets that to return back them to ruined home planet: to called planet, between whispers laden with guilt and pride misunderstood, "Earth".

Francisco J. Segovia©Todos los derechos  

lunes, 11 de marzo de 2019

Relato en el periódico digital Irreverentes.org

Nuevo relato de mi autoría en el periódico digital Irreverentes.org:

https://periodicoirreverentes.org/2019/03/11/llamame-esta-noche-a-las-nueve/

jueves, 7 de marzo de 2019

Libro "Ecos de la Tundra", VV.AA., Plataforma Lektu

Según se informa en la propia plataforma, Ecos de la Tundra es una antología de relatos fantásticos con ambientación invernal editada por Aina Martín, Marta Oliver y Miguel Olmedo. En ella han participado autores y autoras de todo el mundo hispanoparlante, contribuyendo con su copito de nieve a construir este gélido palacio.

En esta antología participo con un relato.

Se puede descargar de forma gratuita (mediante pago social), en este enlace:

miércoles, 6 de marzo de 2019

Reseña: El Hambre y la Bestia, de Elaina Vilar Madruga, Editorial Tres Inviernos


UN NUEVO GIRO A LO FANTÁSTICO

            Elaine Vilar Madruga ya sorprendió gratamente con su relato Mariposas del Oeste, que fue recogido en una antología de Sportula Ediciones con un libro con el mismo título. Relato que impactó por su mezcla de fantasía, horror y una creación prodigiosa de mundos alternativos.

            A partir de ese precedente concreto, y conociendo la trayectoria anterior y posterior de esta joven escritora cubana, nada ha de sorprender el contenido prodigioso de El Hambre y la Bestia, un libro de relatos fantásticos que siguen la línea de Mariposas del Oeste.

            Diez relatos componen esta obra de Elaine Vilar Madruga, todos ellos de género fantástico y muchos engarzados entre sí, algo de lo que el lector se percatará al leerlos. Forman, pues, un continuo, una serie de historias que se complementan con maestría sin perder por ello su identidad de relato auto conclusivo.

            En Belleza, Elaine Vilar narra la historia de una sociedad donde ser elegida reina supone más una condena que un premio. Los arcos del Norte es la historia de la lucha de un pueblo contra unos invasores de extrañas armas, el encuentro entre la carne y el metal que, como ha de suponerse, acaba como la terrible lógica manda. Fuimos a cazar a la bestia es una parábola sobre el cazador y la presa, que a fin de cuentas no son tan diferentes y, como bien decía Nietzche, mirar a los ojos de la bestia nos puede convertir en ella.

            La maldición de la espina es una maravillosa e inolvidable historia de una guerra entre los hombres y las sirenas, con connotaciones de violencia machista, utilización del vencido y venganza insatisfecha. Un relato digno de aspirar al premio Ignotus 2018 al mejor relato de este año, sin lugar a dudas.

            La última es un relato cargado de nostalgia y tristeza sobre la persecución injusta al que es diferente, sea de otra raza o profese la brujería. Todos los dragones deben morir puede engarzarse en el típico relato de luchas entre hombres y monstruos amenazadores, pero contado desde un punto de vista distinto. La hija puñal es otro bellísimo relato de resonancias becquerianas, una leyenda digna de ser releída hasta la saciedad.

            Los ojos de la oscuridad es el relato más largo de esta antología, y puede relacionarse directamente con el titulado Los arcos del Norte, con la misma temática; lucha contra un enemigo desconocido que arrasa todo, pero con dos personajes que se cartean e intentan revivir sus correspondientes ciudades para relanzarlas en una lucha victoriosa contra ese enemigo violento que lo arrasa todo. Su final es digno de enmarcar como ejemplo de terminación perfecta de un relato.

            Por último, El Hambre y la Bestia es una historia que se acerca más al terror que al género fantástico, y que bebe, por supuesto, del famoso y edulcorado cuento de La Bella y la Bestia, pero, por supuesto, narrado e interpretado desde el peculiar e incomparable estilo de Elaina Vilar Madruga.

            En definitiva, una antología magnífica, donde ningún relato es inferior al conjunto, aunque destaca, repetimos, La maldición de la espina. Historias extrañas, imbuidas de los fantástico, del terror, de la tragedia, del amor y de la muerte. Antología que viene acompañada por los dibujos de Diego A. Bartolomé, y de la música de Daniel García Bardo, descargable en un link que se indica en la cubierta posterior del libro.

            El Hambre y la Bestia, de Elaine Vilar Madruga, ha sido publicada por la editorial Tres Inviernos en el año 2018.


Francisco José Segovia Ramos