SI TIENES UN LIBRO DE TEMÁTICA FANTÁSTICA, DE CIENCIA FICCIÓN O DE TERROR, Y QUIERES UNA OPINIÓN O/Y RESEÑA, SOLO TIENES QUE PONERTE EN CONTACTO CON EL CORREO pacoj.segovia@gmail.com

REVISTANDO DOS NOVELAS QUE TRAS EL VERANO VERÁN LA LUZ

martes, 14 de agosto de 2018

Reseña: Invicta, de Miriam Alonso, Escarlata Ediciones


LA HISTORIA DE UNA MUJER LUCHADORA
           
Invicta, de Miriam Alonso, es una novela a caballo entre la historia, el romanticismo y la rebeldía. Un alegato femenino que reivindica la capacidad de la mujer para superar cualquier prueba que se le presente, por muy dura que pueda parecer.

Su protagonista, Victoria (ya el propio nombre es un reflejo claro del personaje), vive en la Europa de finales del siglo XIX, en concreto, en el Reino Unido. La joven irá evolucionando a lo largo de la novela desde un candor y una inocencia casi virginales hasta forjar un carácter indómito, invicto, por seguir el título de la novela de Miriam Alonso.

Un estilo narrativo ágil, con personajes principales y secundarios muy bien definidos, nos va llevando de la mano por los caminos británicos, el canal de la Mancha y el París de la Exposición Universal de 1889. Hay pasajes lúdicos, capítulos impregnados de un romanticismo decimonónico perfectamente engarzado en la trama, y partes oscuras, trágicas, demoledoras, que son las que, en verdad, hacen más mujer, más persona, más libre a la protagonista.

Como toda buena gran novela que se precie, Miriam Alonso da varios giros en la trama, y, sin ánimo de desvelar su contenido, la obra de Shakespeare, Romeo y Julieta, tiene mucho, y bueno, que ver con el hilo principal de la historia.

Empezar la lectura con una definición casi parnasiana del paisaje puede confundir al lector y hacerle creer que se encuentra ante otra novela simplista de aventuras románticas, con hombres y mujeres arquetipos, sin personalidad y con un desarrollo casi lineal para llegar a un final feliz. Nada de esto se encuentra, empero, en Invicta. Los contrastes entre lo lúdico y lo siniestro, entre la felicidad y la tragedia, son evidentes en muchas partes de la novela y sirven para definir por completo a Victoria y el resto de secundarios, y para que el lector se identifique y comprenda a esta mujer valiente y dispuesta a luchas hasta el último aliento de su existencia.

Invicta, en definitiva, no es una novela romántica sin más. Sus elementos históricos, su trama con varios y sorprendentes giros, y su mensaje reivindicativo de la libertad de la mujer, la hacen interesante. Por otra parte, tampoco hay nada que reprochar al estilo literario, ágil, claro y entretenido. Lo correcto para que nadie se aburra con la lectura de la novela de Miriam Alonso.

Invicta, de Miriam Alonso, fue publicada por Escarlata Ediciones en 2018.

Más información en:

Francisco José Segovia Ramos
Agosto de 2018

sábado, 11 de agosto de 2018

Relato: Nómadas


            Abandonaron la Tierra. Fue, exactamente, un veinticinco de abril del año 23238 después de Cristo… si para esa fecha hubiesen seguido utilizando el viejo calendario gregoriano. Dejaron atrás el planeta azul; los océanos, con sus eternas mareas y sus ocasos magníficos; las grandes cadenas montañosas, nevadas eternamente; los bosques tropicales y los áridos desiertos, bellos cada uno de una forma diferente pero siempre mágica… Se deshicieron de las urbes de metal y cristal, de las autovías aéreas, de su arte y su literatura. Atrás quedaron museos, fábricas, universidades, catedrales, puentes colgantes, túneles bajo el océano que conectaban continentes, y ruinas antiquísimas como los orígenes de su civilización.
            No hubo duelo, ni lamentos, ni pesar. Tampoco dejaban atrás un mundo desolado, exhausto o exprimido hasta el último de sus recursos. La vida, tras ellos, siguió su curso, más libre aún de lo que era mientras cohabitaban en el mismo mundo. Los cielos no lloraron su partida, aunque se sintieron más solos, quizá más tristes. El sol siguió apareciendo por el horizonte e iluminó con sus tonos dorados un mundo que aún tenía muchos millones de años por delante.
            La Luna los vio pasar a su lado, y siguió girando alrededor de la Tierra, sin moverse un ápice de su trayectoria.
            Se fueron del planeta, para siempre, hacia el infinito. Eran hombres y mujeres, sí, pero habían alcanzado tal grado de desarrollo espiritual que no necesitaban de sustento material para sobrevivir. Eran eternos y no tenían límites. Por eso decidieron convertirse en formas etéreas, abandonar sus cuerpos caducos y su planeta de siempre, y viajar más allá de los límites del Universo: hacia donde tuvo lugar su nacimiento, miles de millones de años atrás.

Francisco J. Segovia©Todos los derechos

jueves, 9 de agosto de 2018

Libro Cartas Quemadas, VV.AA., Ojos Verdes Ediciones




Próximo a publicarse el libro Cartas Quemadas, de Ojos Verdes Ediciones, que recoge la carta ganadora y finalistas del III Concurso de Cartas organizado por dicha editorial, en el que aparece una obra de mi autoría.

Más información en:

lunes, 6 de agosto de 2018

Poesía: Hablando conmigo mismo


HABLANDO CONMIGO MISMO


A veces me descubro hablando a solas
conmigo mismo,
sin entender lo que me digo.

Deshago el camino y me murmuro,
entre paso y paso,
que ese no es el sitio, o la hora,
sin convencerme a mí mismo
de lo que me explico.

Hablo a dos, a tres voces,
me contesto y replico,
inútilmente.
Soy incapaz de convencerme
a mí mismo,
impenitente contradictorio,
que no va, ni viene,
sino todo lo contrario.

A veces me llamo al orden,
y me digo, al del otro lado,
que ya está bien,
que nos callemos,
que no parece ser sano eso de desdecirme
a mí mismo
cada día, cada noche,
en una inacabable lid.

Pero es inútil.
Ya lo afirmo desde ahora.
Seguiré hablando conmigo mismo,
como un desconocido,
o un enemigo,
o un amor delirado,
o un alienígena remoto,
o un loco que camina hablando
conmigo mismo.

Francisco J. Segovia©Todos los derechos 

jueves, 2 de agosto de 2018

Reseña: Usurpador de almas, de José Miguel Cuesta y José Rubio, Saco de Huesos ediciones


UNA HISTORIA DE TERROR EN LA SALAMANCA DEL SIGLO XVIIII


Tal y como se indica en la contraportada de este libro, José Miguel Cuesta Puertes y José Rubio Sánchez nos traen una novela de terror clásico, claramente inspirada en autores como Bécquer o Gautier. Y, tras leerla, hay que admitir que es así.

Usurpador de almas es una novela que se puede encasillar dentro del género gótico, con una atmósfera muy bien recreada y unos personajes compactos y con características que los hacen vivos y cercanos al lector.

La novela bucea en el pasado de Salamanca, y también en el misterioso y mágico Egipto, intercalando pasajes de dos historias que se entrelazan en una parte final intensa y muy cinematográfica. El ritmo, por otro lado, no decae en la trama de la novela y en ningún momento se nota que son dos los autores que han dejado su impronta en la obra, algo muy difícil en escritos de este tipo.

José Miguel Cuesta y José Rubio intercalan a la perfección elementos históricos egipcios con los típicos de la Salamanca –de la España y Europa en general- del siglo XVIII. Es un acierto, porque así la trama se convierte en un claro homenaje a los cuentos del sevillano Bécquer, o a la Historia de una momia, del francés Gautier.

El amor, la venganza, el ansia de poder, una secta tenebrosa y los peligros de dejarse llevar por las ambiciones personales, son los elementos que conforman una historia digna de releerse pasado el tiempo. Los pasajes egipcios son magníficos y, sin ánimo de desvelar la trama principal de la novela, forman la mimbre de la línea argumental principal. El amor todo lo puede, vienen a decir los autores, incluso por encima de cualquier poder omnímodo que pretenda comprar la voluntad de los que lo anhelan.

Entretenida, con buenos y trabajados detalles históricos, escrita con arte y criterio, Usurpador de almas sigue la tradición hispánica del género de terror más clásico, ese que nos ha acompañado desde que éramos infantes, desde la escuela primaria hasta el cine de los sesenta y principios de los setenta. Una obra para disfrutar.


            Usurpador de almas ha sido publicada por la Saco de Huesos Ediciones en el año 2016, dentro de su colección A Sangre.

Más información en:
 
Francisco José Segovia Ramos
Agosto de 2018

viernes, 27 de julio de 2018

Relato: Cómo curar una fobia


CÓMO CURAR UNA FOBIA

            Mi psiquiatra, un hombre envejecido a pesar de sus cuarenta años, insiste en que mi agorafobia tiene cura. Para quién no lo sepa, padezco odio a los espacios abiertos; en concreto, a las grandes superficies comerciales. Cada vez que entro en una de ellas las migrañas me asaltan, siento que mis ojos enrojecen, y casi puedo notar que mis piernas son incapaces de llevarme de un sitio para otro. Me asfixio, y tengo la imperiosa necesidad de huir y refugiarme en la seguridad de mi hogar.
            Mi psiquiatra insiste una y otra vez que todo es una cuestión mental simplemente, y que no existen efectos físicos. Mi mente juega conmigo –me dice- y yo debo superar ese juego y convertirme en un hombre sin complejos.
            Llevo en tratamiento varios meses, y sigo sin poder entrar en esos grandes establecimientos, ni tampoco en los estadios de fútbol, o en los pabellones deportivos. Sé que no tengo cura. No, al menos, tal y como me la plantea mi psiquiatra.
            Hoy, sin embargo, voy a curarme de una vez y para siempre: voy a enfrentarme a mis miedos.
            Así que penetro en el centro comercial, con dos subfusiles guardados en una bolsa de viaje, y tres pistolas cargadas en los bolsillos interiores de mi abrigo. Hoy voy a limpiar de fantasmas mi mente.
            Claro que mi psiquiatra diría que ese no es el método. Pero ahora está cómodamente recostado en el diván de su despacho, muerto de un disparo en la frente.

Francisco J. Segovia©Todos los derechos