SI TIENES UN LIBRO DE TEMÁTICA FANTÁSTICA, DE CIENCIA FICCIÓN O DE TERROR, Y QUIERES UNA OPINIÓN O/Y RESEÑA, SOLO TIENES QUE PONERTE EN CONTACTO CON EL CORREO pacoj.segovia@gmail.com

TRABAJANDO YA EN UNA NOVELA QUE PRÓXIMAMENTE VERÁ LA LUZ

lunes, 15 de octubre de 2018

Reseña de Cabos Sueltos, Rodolfo Martínez, Sportula

Una reseña mía sobre Cabos Sueltos, de Rodolfo Martínez, aparece en el periódico Irreverentes.org:

https://periodicoirreverentes.org/2018/10/15/tres-nuevas-novelas-cortas-del-ciclo-de-drimar-2/

viernes, 12 de octubre de 2018

Mito Logik, VV.AA., en Lektu



Se ha publicado en la plataforma LEKTU, el libro digital, Mito Logik, que reúne los seis relatos que fueron seleccionados para formar la antología sobre mitos de la Península Ibérica. Entre ellos está el mío.

Para descargarse la antología en formato digital, ir a:

Es pago social, así que se abona lo que uno considere justo por la descarga.

miércoles, 10 de octubre de 2018

Mi novela El secret, en el club de lectura de la biblioteca Sofia Barat, de Barcelona




Mi novela corta, El secret (en catalán), será objeto de estudio y lectura por parte del club de lectura fácil de la Biblioteca Sofía Barat, en Barcelona, el próximo 11 de octubre.

Desde aquí les mando un saludo, con la esperanza de que disfruten con la historia que narro en esa novela.

Más información en:
https://blogs.cpnl.cat/connectatseixample/2018/10/08/reprenem-el-club-de-lectura-de-nivell-basic-parlem-de-secrets/

Seleccionado en el Concurso Mitología con Alister Mairon

Un relato mío ha sido seleccionado para su publicación en antología en el Concurso Mitología con Alister Mairon, organizado por El constructor de mundos.

Pronto, más información.

viernes, 5 de octubre de 2018

Reseña de mi novela El hombre tras el monstruo, por parte de un gran articulista, Julián Valle Rivas, en el periódico digital Sur de Córdoba:

http://www.surdecordoba.com/opiniones/julian-valle-rivas/monstruo-todo-hombre

viernes, 28 de septiembre de 2018

Relato:Licantropía terminal


            El viejo lobo aúlla en la fría noche. Junto a él, varios lobeznos juegan entre sí, completamente despreocupados de todo salvo de su divertimento. Sus dientes, limpios y afilados, no muerden las peludas espaldas de sus compañeros: simplemente las aprietan en gestos cariñosos. Más abajo de la roca donde se halla el grupo, la manada descansa en silencio, guardando fuerzas para la próxima caza. El hambre no entiende de juegos.    
 
El viejo lobo desciende cansinamente la empinada ladera, y vuelve junto a los suyos. En sus ojos hay una despedida: es su última noche. Lo sintió hace varias semanas. No le quedan sino unas horas de vida, y su momento ha pasado. Uno a uno, todos los lobos de la manada se despiden de él; pasan a su lado y lo rozan con sus lomos dorados, negros, ocres… Una joven hembra lame su hocico. El viejo lobo siente un escalofrío nada lobuno, y en sus ojos parece que flote el fantasma de una lágrima.

No es una noche cualquiera para el viejo lobo. La luna llena está en su ocaso, y la manada ha desaparecido en la floresta. Queda el cansado animal sentado en mitad del calvero, y recuerda el pasado con nostalgia. Al principio sintió su alma encadenada a una maldición pero, conforme pasaban los años, su condena se transformó en una bendición. Los achaques del cuerpo eran menores con su nuevo estado. Pero cada nuevo regreso a su origen era más doloroso, y anhelaba la noche de luna llena para retornar al bosque, con sus parientes caninos.

            La noche acaba. El viejo lobo se transforma en el anciano que jadea agotado por el último cambio. Apenas tiene fuerzas para arrastrarse hasta un árbol cercano y apoyar su espalda contra él. Desnudo en mitad de ninguna parte, abandonado de los hombres y de los lobos, el hombre-lobo, el último hombre-lobo de la historia de la humanidad, llora hasta que sus ojos se cierran y exhala su postrer aliento.

            Porque hay maldiciones que no son tales cuando el tiempo pone cada cosa en su lugar.

Francisco J. Segovia©Todos los derechos

jueves, 20 de septiembre de 2018

Reseña: Relatos desenterrados, de Enrique Cordobés



 LITERATURA DE LO SINIESTRO

Dentro de su colección Medianoche, sello de nueva creación, Saco de Huesos Ediciones nos sorprende agradablemente con una antología de relatos de terror firmada por Enrique Cordobés.

            Enrique Cordobés ya ha visto publicados sus relatos en diferentes antologías, y ha obtenido el premio Nosferatu por su historia “El fondo del saco”, y también ha sido finalista del prestigioso certamen literario La Mano, de Alcobendas, Madrid.

            Pues bien, en esta antología nos encontramos con trece historias que giran alrededor del terror, en muchas de sus variantes, y con claras influencias del cine de terror y la literatura clásica. No desmerecen la trayectoria ascendente de este escritor barcelonés.

            Pasemos a analizar con brevedad cada uno de los relatos recogidos en la antología.

            En Otro maldito viaje, un extraño taxista y su vehículo recogen y transforman las vidas de sus pasajeros, en un trasunto de un pacto inconsciente con el diablo. Sed de miedo narra las consecuencias de una experiencia espiritista. En sangre, Enrique Cordobés toca el tema de las mansiones encantadas y sus terribles inquilinos.  El relato Alta suciedad nos lleva a un actor frustrado que encuentra el trabajo de sus sueños, o de sus pesadillas. En Cuando Dios da la espalda, un ex preso viaja hasta un lugar en donde le han prometido encontrará una recompensa, aunque hallará algo mucho peor.

            En El juego de la muerte, un jugador endeudado con quien no debiera, jugará una última partida de dados con un terrible adversario. Estrella del rock es un divertido, y opresivo relato en el que un famoso cantante es víctima de un secuestro y posterior encierro. Calmantes para la bestia da un giro de tuerca a las conocidas historias de zombies, o sociedades infectadas por virus mortales y contagiosos.

            Enrique Cordobés juega con la literatura y el lector con su historia Lágrimas de tinta y sangre, y los libros malditos, que no tienen por qué antiguos ni cubrirse con tapas ominosas. Doctor Amputación es un magnífico relato que comienza en medio de la Guerra Civil española y nos lleva a la actualidad tras los pasos de un sanguinario médico.

            Amantis es otro de esos relatos opresivos, en los que el protagonista se ve envuelto en una prisión, sin saber bien qué es lo que pasa y siendo víctima de una ancestral tradición. En Atrapada entran en juego los militares, con sus diabólicos planes para fabricar armas destructivas, o crear otras que solo pueden imaginar las mentes más retorcidas. El coleccionista nos trae recuerdos de historias como La matanza de Texas, o Hellraiser que, aunque distintas en sus tramas tienen un hilo en común, igual que esta magnífica e inquietante historia con la que Cordobés cierra una antología redonda.

            Como resumen, indicar que los relatos de esta antología participan de una prosa fluida, nada recargada y bien trenzada, con guiños al cine y a la literatura pulp, y con giros en la trama que sorprenden por inesperados –de eso se trata, claro-. Enrique Cordobés nunca pierde el fin que busca, causar una sensación de agobio e inquietud, sin forzar las cosas, sin pretender llenar las páginas de vísceras sino con sensaciones. Todo un acierto.

Relatos desenterrados ha sido publicado por Saco de Huesos Ediciones en su colección Medianoche, en el año 2018.

Más información en:

Francisco José Segovia Ramos
Septiembre de 2018

lunes, 10 de septiembre de 2018

Relato en el periódico digital Irreverentes.org

Nuevo relato mío en el periódico digital Irreverentes.org:

https://periodicoirreverentes.org/2018/09/10/juegos-en-la-tierra/

lunes, 3 de septiembre de 2018

Relato en el periódico digital Irreverentes.org

Nuevo relato mío publicado en el periódico digital Irreverentes.org:

https://periodicoirreverentes.org/2018/09/03/la-verdadera-historia-de-bram-stoker/

miércoles, 29 de agosto de 2018

Artículo en la revista digital Teoría Ómicron


Un nuevo artículo de mi autoría, esta vez sobre el mito de Frankenstein en la literatura y en el cine, aparece en el número 4 de la revista digital Teoría Ómicron:

https://teoriaomicron.com/2018/08/28/histomicron-frankenstein-el-mito-literario-y-la-adaptacion-al-cine/

Revista Ómicron:
https://teoriaomicron.com/

lunes, 27 de agosto de 2018

Relato en el periódico digital Irreverentes.org

Nuevo relato en el periódico digital Irreverentes.org:

https://periodicoirreverentes.org/2018/08/27/las-manos-2/

domingo, 26 de agosto de 2018

Finalista en el XVI Concurso Nacional de Relato Caños Dorados, Fernán Núñez

 


Acaban de hacer público el fallo del XVI Certamen Nacional de Relato Caños Dorados, organizado por la asociación del mismo nombre, de Fernán Núñez, Córdoba, y uno de mis relatos ha sido galardonado con la condición de finalista.

Próximamente, más información.

Poesía: Hubo una vez


HUBO UNA VEZ

Hubo una vez un país
En el que se podía optar entre callar
O gritar y ser degollado.
No hace tanto, ni está tan lejos,
En el tiempo y en el espacio,
Que aún resuenan sus amargas canciones,
Y los vivas a la patria,
Y los rezos de lunes a domingo
En todas las iglesias,
En todos los colegios,
En todos los cuarteles.

Hubo una vez un país
Donde los poetas eran enterrados
Bajo los olivos y los cañaverales,
Donde las cárceles retenían las almas
Y devolvían cartas sin remite.

El tiempo no lo cura todo,
Siquiera cubre con una ligera página
Las miserias y las injusticias,
Porque los muertos anónimos aún duermen
En las cunetas,
Y hay cipreses en los cementerios
Que saben de viudas desconsoladas
Sin poder llorar a sus maridos.

No fue muy lejos,
Ni en el tiempo ni en el espacio,
Y parecía tan ajeno
Que era otro país,
Otro mundo,
Otra cosa,
Como si todo hubiese sido una pesadilla,
O un mal sueño,
O, quizá, nada.

Hubo una vez un país
Donde el dictador murió en la cama,
Y nombró herederos,
Y fue aplaudido por los poderosos.

Las coronas tienen eso,
Espinas doradas que se clavan en el alma
De los ciudadanos,
Y los transforman en súbditos,
En rehenes de las palabras bonitas
Enmarcadas en discursos protocolarios,
En míseros vasallos,
Sumisos, callados, vacíos de esperanza.

Así, pasa el tiempo,
Entre suspiros, entregas y añoranzas,
Y nadie quiere recordar,
Ni remover la tierra de los muertos,
Ni leer las sentencias pasadas,
Ni condenar los verdugos patrios.

No fue lejos,
Ni en un pasado remoto,
Y por eso está tan vivo
Que algunos quieren traerlo bajo palio,
Con sus morales implacables,
Sus estandartes bicéfalos,
Sus discursos hueros,
Sus privilegios reales.

Están ahí, sobre la tierra que cubre
Los muertos desconsolados,
Que la metralla asesinó en amaneceres
De faroles de camiones.

Hubo una vez un país
Que aún se descose por mil heridas.

Francisco J. Segovia©Todos los derechos

miércoles, 22 de agosto de 2018

Reseña: Libélulas en la noche, de Javier Trescuadras, Cazador de ratas editorial


LLEGA EL HOMBRE DEL SACO… PARA QUEDARSE

De un escritor como Javier Trescuadras, con una interesante trayectoria de relatos de terror (mención merece su reconocida antología Enciende primero, respira después), hay que esperar lo mejor, y no defrauda un ápice con su novela Libélulas en la noche.

A caballo entre el thriller policíaco, la novela de aventuras y el género de terror, Libélulas en la noche, como en la propia portada anuncia, revive y amplia el mito tan hispano del Hombre del Saco, y lo coloca a la altura de míticos iconos como Fredy Kruger o Jason. No podía Javier Trescuadras ser menos y olvidarse de esa influencia del cine de los ochenta que marca parte de su obra. Y es de agradecer, por supuesto.

Libélulas de la noche, una novela extensa y que asusta por su volumen, es de esas obras que se leen de un tirón, a poco que uno se descuide. La trama policial se encadena con momentos de terror hábilmente colocados a lo largo de la narración, sin convertir la historia en una mera investigación de varios crímenes y desapariciones, cuando menos, misteriosas. El terror, en su más profundo sentido, yace entre sus páginas y nos va dejando destilar gotas ácidas que nos dejan el sabor agradable del que disfruta con el miedo.

No es escritor Javier que se incline por una literatura contemplativa,  y meramente descriptiva. Sus personajes tienen una historia detrás, muchas veces oscura e inconfesable. Eso los hace más humanos, más cercanos al lector. Nada es lo que parece a primera vista, y los giros en la trama, imprescindibles siempre, no dejan títere con cabeza.

Esa canción, que se repite a lo largo de Libélulas en la noche, nos retrotrae a la infancia, pero lejos de convertirse en un lugar idílico al que regresar para buscar la felicidad perdida, es el hilo conductor, la banda sonora de una novela redonda, con un final apocalíptico, dignísimo, con sus gotas de gore y su ritmo frenético.

Nadie, después de leer esta obra de Javier Trescuadras, podrá escuchar esa canción que empieza Al pasar la barca me dijo el barquero… sin sentir un retorcimiento en las tripas y la sensación molesta, desagradable, casi palpable, de que hay alguien detrás escondido entre las sombras.

Quizá, el Hombre del saco.

Libélulas de la noche ha sido publicada por Cazador de Ratas Editorial en el año 2018. 

Más información en:

           
Francisco José Segovia Ramos