YA A PUNTO DE IR A IMPRENTA MI PRÓXIMA NOVELA

miércoles, 23 de diciembre de 2009

Poesía: Soneto a Miguel Hernández


SONETO
A Miguel Hernández

Cada día nazco, me crezco y muero,
busco caminos nuevos, luz eterna,
incumplir de la muerte su condena,
hallar para mi sangre un dulce suero.

Arrancar intento este viejo cuero,
en un rincón lanzar la amarga pena,
ser sonrisa feliz, no risa obscena,
soñar volver en carne el dulce acero.

Mas llegan las sombras y la tristeza,
pierdo entonces mi frágil asidero,
soy un árbol caído y sin corteza.

Las sábanas me cubren como tierra
de campo santo, de féretro pálido,
devorado, allí, por mi propia fiera.
Todos los derechos©Francisco J. Segovia

8 comentarios:

Rafael Pardo dijo...

Siempre me emociona cualquier referencia a este gran poeta que lo dio todo por su pueblo
Un abrazo y felices fiestas
Rafa

Ángeles FERNANGÓMEZ dijo...

Jo, Paco... Miguel Hernández fue como mi ídolo desde que era una adolescente. Este año que va a entrar será un año para conmemorarle especialmente.
Te has metido en su piel. Creo que él podía haber dicho eso mismo.
Como soneto, me encanta también.
Un abrazo

Ángeles FERNANGÓMEZ dijo...

Jo, Paco... Miguel Hernández fue como mi ídolo desde que era una adolescente. Este año que va a entrar será un año para conmemorarle especialmente.
Te has metido en su piel. Creo que él podía haber dicho eso mismo.
Como soneto, me encanta también.
Un abrazo

MiLaGroS dijo...

Muy hermoso Franisco y además muy cercano al sentir de ese gran poeta. Te deseo una Feliz Navidad.
Que continues tan creativo y tan artista. Un beso

Domenico Condito dijo...

Que nesse Natal, você sinta toda a alegria necessária para ser feliz a cada instante! Que nesse Natal todas as suas vontades, sonhos e desejos, sejam realizados! Que você tenha uma noite de paz, que tenha boas festas juntamente com as pessoas que sempre estão ao seu lado!

Abraço

Domenico

Francisco José Segovia Ramos dijo...

Gracias a todos y todas:

Para mí, Miguel Hernández es uno de los más grandes y, además, como él mismo se llamaba, "un hombre del pueblo".

Eso es lo importante: no sólo ser poeta, sino seguir estando cerca del Pueblo.

Saludos

Roberto Santamaría dijo...

Mí estimado amigo Francisco:
Cercano ya el final de este año y el comienzo del nuevo año que ya nos llega, me acerco a tu hermoso espacio poético y al tiempo que me deleito de tan bello soneto, que es un regalo para el alma. Y al tiempo que dejo mi humilde huella en él con el deseo de que este nuevo año, sea para ti un periodo de tiempo donde el amor, la salud y la prosperidad esté presente en tu vida y en la de tus seres queridos.

Un fuerte y fraternal abrazo y FELIZ AÑO NUEVO

Roberto Santamaría

Francisco J. Segovia dijo...

Saludos, Roberto:

Igualmente te deseo un magnífico año 2010.

Nos seguimos leyendo.

Un abrazo