Ya estoy trabajando con la editorial en mi próxima novela, que verá la luz en las próximas semanas. Pronto, más información

sábado, 16 de abril de 2016

Reseña: El niño que bailaba bajo la Luna, Juan Ángel Laguna Edroso, Nuevos Soportes Gráficos, 2004



UNA POÉTICA HISTORIA APTA PARA TODOS LOS PÚBLICOS


            El niño que bailaba bajo la Luna es una apuesta decidida y audaz de un grupo creativo del que forma parte Juan Ángel Laguna como autor del texto. El libro, una pequeña obra maestra, tiene los textos en castellano y francés, y está acompañado por inquietantes y atrayentes ilustraciones, obra de Jean Gilbert Capietto.

            Es una historia breve pero intensa a la vez. Podría entenderse que es un relato dirigido a niños, aunque no es así. El niño que bailaba bajo la Luna bebe de las fuentes de la literatura romántica (entendiendo romanticismo como esa tendencia a lo macabro, tétrico o la atracción de los cementerios), y podría entreverse a Bécquer entre algunas de sus líneas.

            Juan Ángel Laguna maneja un lenguaje fluido y poético a la vez. Con un ritmo pausado pero hipnótico. Cada línea, cada párrafo, constituyen un alarde de prosa y un manejo correctísimo de la lengua de Cervantes. Nada sobra, y nada está de relleno. Entre otras cosas, porque al ser una historia relativamente corta, cualquier añadido innecesario la desmontaría.

            El diseño, obra de Vidal Pueyo Martín, y el material utilizado, papel sintético, confieren a este libro un atractivo especial. El tacto de las páginas es diferente, pero agradable. Si a todo añadimos un contenido excelente, con el texto elaborado de Juan Ángel Laguna, y la buena traducción al francés de Eléonore Jacquiau-Chamska, podemos hablar de una edición muy buena, donde los responsables han cuidado tanto los textos como las imágenes y el formato.


Francisco José Segovia Ramos
Abril de 2016

Más información:

No hay comentarios: