SI TIENES UN LIBRO DE TEMÁTICA FANTÁSTICA, DE CIENCIA FICCIÓN O DE TERROR, Y QUIERES UNA OPINIÓN O/Y RESEÑA, SOLO TIENES QUE PONERTE EN CONTACTO CON EL CORREO pacoj.segovia@gmail.com

EN LAS PRÓXIMAS SEMANAS, A MEDIADOS DE DICIEMBRE, VERÁ LA LUZ MI ÚLTIMA NOVELA, DONDE YACE EL OLVIDO, PUBLICADA POR OJOS VERDES EDICIONES, Y AMBIENTADA EN LA POSGUERRA CIVIL ESPAÑOLA.

domingo, 26 de marzo de 2017

Reseña: Regreso a un mundo feliz, VV.AA, Ediciones Irreverentes, 2016



REINTERPRETANDO A ALDOUS HUXLEY

            Dentro de su colección 2099, la Editorial Irreverentes nos trae un número antológico dedicado al escritor británico Aldous Huxley y su obra Un mundo feliz. Con esta premisa, un grupo de escritores y escritoras han realizado una serie de relatos basados o influenciados por esa mítica obra.

            La antología es prologada por Pedro Amorós, que con pluma hábil y preparada esboza la historia del libro de Huxley, sus reminiscencias y sus intríngulis, para posteriormente hablar un poco de cada uno de los relatos de Regreso a un mundo feliz.

            Los relatos los principia Elena Márquez con Lo inútil de la Aurora, una historia cargada de añoranza y tristeza, en la que lo perdido se hace pesado y se intenta olvidar con una falsa –y forzada- felicidad. En Vigesimoprimera planta, edificio de cubículos, Miguel Ángel de Rus nos habla de una sociedad en la que lo políticamente correcto se ha impuesto de una forma omnipresente, sin medias tintas, y lo hace con una fina y durísima ironía, no exenta de pesimismo por el futuro que nos aguarda. En El Presidente Dóberman, Teresa Galeote se sumerge en una sociedad feliz en la ignorancia de los medios y las drogas, donde un grupo de elegidos decide el futuro de la mayoría de las personas, y acallando las voces discordantes de forma tajante.

Actual y contundente, la obra de Francisco Javier Illán Vivas, Anoche soñé que regresaba a un mundo feliz, nos trae personajes muy conocidos, aunque con los nombre ligeramente cambiados –o permutados, mejor dicho-, en una sociedad que se pretende transformar para que se convierta en más de lo mismo. En República feliz, el escritor Félix Díaz nos trae de nuevo una sociedad estructurada y dirigida, y espiada también, donde cada clase social tiene determinados privilegios en una suerte de castas casi intocables. Olga Mínguez Pastor se muestra poética y radical en su magnífica Mujeres Top Class, un alegato contra la imposición de determinados roles a las mujeres, una voz que se alza desde la literatura para denunciar un futuro más que posible.

La renuncia a la felicidad, aunque con pocas posesiones materiales, a cambio de la prisión de oro es la base de Errores secretos, de Belén Rodríguez Quintero, y su protagonista, una mujer que añora lo perdido o renunciado, un personaje muy actual, quizá incluso podamos vernos reflejados en ella. Ciros, el viejo robot del año 2016, es una sugerente historia de José Luis Caramés Lage, en la que se plantea sin florituras la visión de la ¿vida y la muerte? de un robot, una simple máquina cuyos sentimientos superan al de muchos humanos. Noruega, de Francisco José Segovia Ramos, no bucea en un futuro lejano, sino que se desplaza unas décadas en el futuro e intenta adivinar cómo será este, nada halagüeño según el autor, y con una única esperanza, un país escandinavo.

Internet, la web, las nuevas tecnologías, y el aislamiento de los seres humanos, son el eje en el que se mueve Casi feliz, de Francisco Legaz, y las relaciones de hombres y mujeres se convierten en meros espejismo. La ciudad geométrica, de Pedro Amorós, es una poética inmersión en un mundo sin imaginación, donde todo está perfectamente organizado, casi hasta la muerte. Por último, La tempestad, de Nelson Verástegui es una suerte de relato postapocalíptico, desarrollado en una sociedad regulada al detalle, que no quiere caer en los errores de las que las precedieron pero, en cambio, comete otros que se nos pueden antojar peores.

En conclusión, Regreso a un mundo feliz recoge una buena selección de relatos que nos hacen reflexionar sobre nuestro presente y futuro, los hilos que mueven las sociedades, las ideas que se imponen o quieren imponer, y la libertad o falta de libertad de los hombres y mujeres, capaces de cambiar el mundo que les rodea, aunque incapaces, en cambio, de controlar esos cambios.

La antología Regreso a un mundo feliz fue publicada por Ediciones Irreverentes en el 2016, en su colección 2099.

Más información en:


Francisco José Segovia Ramos
Marzo de 2017

No hay comentarios: