Prevista para septiembre la publicación de mi próxima novela

Posiblemente, en diciembre, habrá otra novedad

domingo, 3 de enero de 2010

Prosa Poética: Felicidad


FELICIDAD

Dime, joven que me arrebatas el alma con tu esencia, dónde te escondes la mayor parte del tiempo.

"Me oculto entre los pliegues de tus desencantos, bajo la almohada de tus pesadillas, en la alacena cerrada que está en la habitación invadida por la tristeza".

Dime, esquiva figura, qué he de hacer para que vuelvas junto a mí.

"Sólo tienes que planchar el desencanto, agitar la almohada, o abrir la alacena y ventilar esa habitación repleta de tristeza".
Francisco J. Segovia©Todos los derechos (Imagen y texto)

10 comentarios:

MarianGardi dijo...

¡¡Casi na!!
Planchar el desencanto, parece tan fácil...
Saludos y buen año

Luisa Arellano dijo...

Ardua tarea, pero no por ello imposible.

Un abrazo

¡FELIZ 2010!

MiLaGroS dijo...

Eres genial Francisco. Será cuestión ventilar la habitación , así de sencillo ja, ja. Un abrazo poeta inmenso. Feliz año.

no comments dijo...

Simplemente precioso.

Un saludo indio

Francisco J. Segovia dijo...

Saludos, Marian:

"Casi ná"... pero no es tan difícil si encuentras la "plancha" adecuada.

Un besote

Francisco J. Segovia dijo...

Saludos, Luisa:

Por supuesto que no es imposible. Si fuera así lo mejor sería apagar y marcharse.

Besos

Francisco J. Segovia dijo...

Saludos, Milagros:

Parece sencillo, y debería serlo, pero ¡cuesta tánto hacerlo"

Besos

Francisco J. Segovia dijo...

Saludos, Indio:

Como siempre, ahí estás. Gracias

White Musk dijo...

Precioso el poema.¿Existe la felicidad, o quizás no somos realmente buenos anfitriones como para retenerla? Hay personas que la encuentran, pero siempre aspiran a más y tal vez ella, desilusionada...se va.un saludo.Rosa.

Antoñi dijo...

¡Hola!, Soy Antoñi, paseando por la red he llegado hasta tu blog. Me ha encantado leerte...
Airear la habitación, no esta mal, también te recomiendo vigilar la balanza entre lo negativo y lo positivo, si logras que no se desequilibre quizá en ese punto intermedio, la armonía te dará paz, es lo más parecido a la felicidad que podemos hallar....
Un saludo
Antoñi